No solo música,también...

Poesia

Entre música y poesía, entre experiencia personal y reflexión, el arte se va adueñando del corazón de cada uno de nosotros.

Las mujeres que soy

Y así, libres
dueñas tan sólo de sí mismas
aman siempre.
Con algún final imprevisible
a la vuelta de la esquina
de un mañana.

Y así, libres
lo regalan todo.
Todo de las mujeres que fueron,
aquella mujer de sus ancestros
que aprendió a dar y llorar
en silencio.
Que no necesitó más…

Todo de las mujeres de hoy,
que soy, y quiero:
mujeres que miran de frente
desafiando el miedo,
mujeres de pies en tierra y alma en cielo,
mujeres valientes que deciden sonar
sus propios sueños.

Mujeres plenas, vivas, maduras.
Mujeres niñas, hadas y brujas.
Sin ningún lazo impuesto.

Y así, libres
sienten que cada segundo del camino
es siempre nuevo. Y bienvenido.
La oportunidad de ser feliz,
dando las gracias
y sonriendo.

Lágrimas calladas

Cuánta lágrima escondida. Cuánta enfermedad.

Cuánto dolor no vivido por miedo al qué dirán…

Cuánta culpa invisible. Cuánto negar la verdad.

Por eso te digo: si estás triste, puedes llorar.

Todo lo que quieras. Y en cualquier lugar.

Yo te escucho. Yo te abrazo. Con toda tranquilidad.

Porque el dolor está permitido. Es parte del caminar.

Porque toda tristeza escuchada, despacito, se va.

Y, porque un llorar sincero, siempre regala PAZ.

En lugar de…

En lugar de esperar, DAR.

En lugar de llenarme, VACÍARME.

E lugar de culparte, RECONOCERME EN TI.

En lugar de un ¿por qué?, un ¿PARA QUÉ?

En lugar del síntoma, LA CAUSA.

En lugar de me haces feliz… o me haces daño…,

ME HAGO FELIZ O ME HAGO DAÑO a través de ti.

En lugar de un no puedo, NO QUIERO.

En lugar de tengo que, ELIJO QUE.

En lugar de ayer o mañana, HOY.

En lugar de retener, SOLTAR.

En lugar de unos ganan y otros pierden, TODOS GANAN.

En lugar de yo, TU. O mejor, NOSOTROS.

En lugar de exigir, DAR LAS GRACIAS.

En lugar de hablar, ESCUCHAR.

En lugar de competir, COOPERAR.

En lugar de lo complicado, LO SIMPLE.

En lugar de lo especial, LO NORMAL.

En lugar de un puño, BRAZOS ABIERTOS.

En lugar de un grito, UNA LÁGRIMA.

En lugar de una u otra orilla del río, EL AGUA.

En lugar de soy más que… o soy menos que…, SOY.

En lugar de separado, UNIDO.

En lugar de pre-ocuparme, OCUPARME.

En lugar de guardar, COMPARTIR.

En lugar de ¡cambia!, ¡CAMBIO!

En lugar de miedo, CONFIANZA.

En lugar de palabras. SILENCIO.

En lugar de reaccionar, QUIETUD.

En lugar de trabajar, SERVIR.

En lugar de juzgar, OBSERVAR.

En lugar de éxito, PAZ.

En lugar de sentencia, PERDÓN.

En lugar de tener razón, AMAR.

Dejar ir

Has perdido alguna vez alguna cosa y te has dicho: “Cuando ya NO LO NECESITE… aparecerá?”.

Esto es dejar ir… El arte de No necesitar.

No necesitar dinero. Ni éxito. Ni salud. Ni bienestar.

Ni siquiera la vida…

No aferrarse a nada. Ni a nadie. Ni siquiera a ti mismo.

Dejar de exigir. De exigirnos.

Verte siempre en el otro.

Dar. Darlo todo.

Atravesar el túnel doloroso del vaciarse

para llegar a la Luz del darse cuenta,

que puedes ser Feliz.

Libre. En paz.

Sin nada.